Existe en nuestrxs cuerpxs una necesidad vital de goce, a la vez que existen unas reacciones generadas por estxs mismxs cuerpxs para resistir a la imposición de condiciones y situaciones externas a nosotrxs y a nuestras necesidades.

A partir de las demandas del ser en contexto y a través del baile, el canto, la performance y otras prácticas para el goce individual y colectivo, se despliega y genera la segunda Jornada ‘Pre-Manifiesta GOZADERA’. La intención, acoger las pulsiones de goce y de resistencia para reunirlas en una gran fuerza colectiva que se ha ido gestando desde la anterior Jornada y con la que reivindicar el goce en la Manifestación GOZADERA convocada (20.02.2021 en Barcelona).

 

Las Jornadas ‘Pre-Manifiesta’ forman parte de la propuesta GOZADERA, que es la puesta en práctica de la investigación de la Catalizadora 1 en torno al eje temático Espacios de convivencia y usos de los espacios comunes. (Las Catalizadoras son los grupos de investigación colectiva de acción del proyecto Te( n ) cuidado, conformados en torno a cuatro ejes conceptuales y prácticos, y en los que se facilita y promueve la intersección de saberes, el intercambio, la imaginación y la generación de experiencias conjuntas con las comunidades que se quiere implicar en el proyecto).

Jornada 2 Pre-Manifiesta

Bailando para resistir

La Jornada 2 Pre-Manifiesta se concibe como un espacio para el encuentro de lxs cuerpxs gozosxs oprimidxs durante el año de efectos pandémicos y post-pandémicos en el marco de la alarma sanitaria generada por la Covid-19. En palabras de Lina, como «una «juntanza» donde poder compartir diferentes concepciones de goce, poder proponer prácticas o estrategias para la «gozadera» particular y colectiva, y articular estas prácticas de resistencia para la gran Manifestación GOZADERA«.

En esta jornada nos encontramos con cuerpxs migras y aliadxs que durante la pandemia y más allá de ésta han estado (y estan) imaginando, creando y poniendo en práctica diferentes estrategias para el cuidado colectivo. Entre ellas «Bailando para resistir» como una práctica de resistencia para las diferentes comunidades oprimidas históricamente por las políticas de muerte impuestas por los estados nación, para resistir a la negación de sus derechos y a un estado de alarma que no ha garantizado ningún tipo de bienestar, sino que por el contrario ha revelado un gran malestar humanitario y afectivo.

«Nuestrxs cuerpxs son memoria viva, memoria cultural sustancial resistente al olvido, al olvido de nuestras prácticas culturales, que siempre han estado atravesadas por el cuidado y la conservación de nuestrxs cuerpxs y territorios, por los vínculos entre la familia extensa y por nuestras relaciones afectivas. Dentro de estas memorias recordamos que la sociedad civil tiene derechos, derechos fundamentales y culturales, a los que en estados democráticos todxs deberíamos tener acceso».   

En esta segunda Jornada, Lina Ortiz López propone partir de la necesidad de bailar como una práctica de resistencia para las diferentes comunidades oprimidas históricamente y como práctica de resistencia a la colonización; una colonización que no solo es vista desde el hecho histórico, sino también como una práctica constante que separa a las personas y las ubica sobre o debajo de ellas mismas de forma discriminada. También propone partir de cómo, desde ese ser migrantes y pertenecientes a estas comunidades oprimidas, lxs cuerpxs migras han reaccionado a la transformación de los espacios de baile desde el inicio de la alarma sanitaria de la Covid-19 en la ciudad de Barcelona.

En este marco, la Jornada 2 Pre-Manifiesta se despliega a través de CINCO INTERVENCIONES articuladas como un todo y desde un sentido horizontal en el que no existe la estructura de poder colonial «arriba-abajo» (sin tarima o escenario), y que sirve como espacio en el que se provee de herramientas. De esta forma, la Jornada «Bailando para resistir» propone a todes les participantes hacer un esfuerzo por borrar la frontera entre quien ejecuta y quien es receptorx en un proyecto o actividad. Un deseo que se conecta con el de crear un espacio de micrófono abierto en el que todes pudiéramos programar esas canciones o videos que hemos querido escuchar o bailar en grupo, en una discoteca o en un bar, pero que durante este último año solo hemos podido bailar en casa. 

Estas cinco intervenciones que dan cuerpo a la Jornada vienen de la mano de les siguientes invitades:

ERVIN COLLAZOS

es colombiano, oriundo del Pacífico caucano, bailarín y coreógrafo-etnopedagogía. Su danza dirigida explica el contexto de los ritmos del Pacífico Colombiano como el Currulao, Bunde, chirimía o salsa choque.

KANTINA MIGRANTE

es un proyecto iniciado por Julieta Lara, migranta, madre y creadora multidisciplinar, diversa funcional en un 90 por ciento. Es un proyecto de alimentación sana y autogestión que nace desde urgencia de crear herramientas desde las realidades, tiempos y capacidades de las migrantas. Julieta ha sido quien preparó los alimentos para la Jornada 1 y 2 así como para la Manifestación Gozadera.

MISS EX

es la reina del electroguarritrop, su género creado en el cual une música, performance, baile y audiovisuales, mezclando electro clash tropical. Es una propuesta musical transgresora, fiestera y crítica.

LA FRAU

es artista travesti audiovisual-drag, comisaria independiente e infectora cultural. Su trabajo performático parte del ‘spokenword’ sobre una base electrónica. Su trabajo actual investiga sobre el goce y el ‘cruising’ en tiempos de pandemia.

KARAOKE INMIGRANTE

(Samu-el Céspedes, Violeta Ospina y David) es un proyecto de investigación y experimentación que compila canciones que acompañan en procesos de migración o de resistencia frente a la necropolítica, las instituciones y las empresas encargadas de realizar el control migratorio en el continente.

* Las cápsulas de vídeo han sido realizadas por Suversión como registro de lo acontecido en la Jornada 2 Pre-Manifiesta y sirvieron después como invitación a la participación en la Manifestación GOZADERA

CULTO AL GOZO

GOZO O-CULTO

 

GOZO PODEROSO